Resquicio de esperanza – o cuando la luz baña las nubes –

La puerta, 
ni abierta, ni cerrada,
los dedos entrecruzados,
dos manos,
cuatro
con sus sombras,
el espacio entre un labio y el otro,
la luz que se cuela
por las persianas,
una partícula de polvo,
un lado oscuro,
el otro coloreado de sol.

Afuera
el mundo entero,
adentro
tú.

Afuera
el resquicio de esperanza,
adentro
también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close