Eva

Ella levitaba, como su vestido al viento,

sus pies de colibríes revoloteando libres,

musicales;

sus facciones perfectas, mujer de mármol,

baile de agua,

su aura divina, casi celestial,

sonrisa de santa,

seguía en su vaivén, como un navío en mar abierto,

marinera de mis sueños,

rocío del que encanta.

Volaban rapaces sus piernas,

como enredaderas de rosas con espinas gentiles,

y me guiaban pasivas como los sueños,

piernas de vida,

éxtasis de muerte.

Aérea Eva,

madre de cada estrofa que mi pluma engendra,

hada cuya voz planea entre pentagramas,

nacida de los dedos de Eos,

mujer que me anida entre sus ramas;

estrella que me ilumina fugaz,

mariposa que en mi estómago se esconde,

llevas la libertad en tu nombre,

y en tu alas cuando bailan para atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close