La muerte del sol

Cada día
hay un nuevo atardecer.

Cada día cae el sol sobre las montañas,
y como lo hacen las personas que saltan a las lagunas
- como se salta al amor -
salpica cada vez en distintas direcciones.

Cada día cambia la muerte del sol.

A veces se asfixia de cielo,
y muere con el rostro púrpura del ahogado;
a veces se entristece el sol,
y muere con el rostro pálido y llorando nubes a su alrededor;
y a veces se enamora el sol,
y se muere con el corazón en la boca,
rojo
y efímero.
Photo by Pixabay on Pexels.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close