.

Hay momentos en que se ha de hablar.

Y hay momentos en que se ha de callar.

El silencio es un bien

extremadamente infravalorado

al que casi por naturaleza le tememos.

Pero es la sinfonía más hermosa.

Es como la hoja en blanco

el lienzo seco

la partitura muda

el desconocimiento general de las cosas.

Aquel que nos asusta.

Nos aterra.

Pero es necesario

¡oh! tan necesario

que a la vez que huimos de él

siempre nos alcanza

para darnos una pausa

un momento

porque de lo contrario

el bullicio colectivo

que contrae el ser humano

entre sentidos

raciocinios emociones

dilemas problemas

dudas intrigas

deseos aspiraciones

fracasos

victorias y derrotas

nos terminarían ahogando

si no fuera por el silencio

que tarde o temprano llega y otorga

cuan benefactor omnipresente

pero detestable

una pausa necesaria.

Una para tomar aire.

Para iniciar la siguiente línea.

El siguiente verso.

A veces en la vida necesitamos del sonido del llanto

del agua

de un beso

de la noche

del dormir

del cantar

del viento

del olear.

A veces sólo necesitamos un punto final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close