El diario de Facundo – Parte 3

Veo la colilla del cigarrillo precipitándose hacia la avenida, como un casquillo de papel. Miro una vez más la larga noche, que se extiende de una punta a la otra del horizonte. Pienso. Recuerdo. Últimamente ha venido a mi cabeza la misma imagen. Estoy en un bosque nevado, viendo cómo un frisbee vuela alto, casi chocando con las ramas de los árboles. Corro tras él, intentando alcanzarlo, pero cae diez pasos atrás mío. Doy media vuelta y me dirijo hacia él, y justo cuando me agacho para recogerlo veo por entre mis piernas al gran labrador negro que va por el disco. Acto seguido me atropella, giro en el aire y caigo de espaldas sobre una raíz que me deja sin aire. Odio a los perros.

Apoyo mis manos en el marco de la ventana, me impulso con una fuerza controlada – no quiero caer de inmediato, no sería tan poético – y acomodo mi pie derecho al lado de mi mano. Luego el izquierdo. Manteniendo el equilibrio con cuidado me logro poner de pie, algo inclinado hacia el frente. Me pienso precipitar, como una colilla de cigarrillo consumida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close